Los “millennials” son aquellas personas nacidas entre el año 1980 y el año 2000; esta generación es también conocida como la Generación Y, quienes pertenecemos a este grupo étnico tuvimos la fortuna de conocer un mundo diferente, pero sobre todo, tuvimos la oportunidad de participar en la revolución tecnológica.

Hacemos parte del cambio cultural más grande de la historia, pudimos apreciar cómo el Internet transformó al mundo; es más, muchas personas de esta generación han logrado (y aún están logrando) construir grandes fortunas gracias a la expansión del tecnológica.
Hemos visto cómo la competitividad ha aumentado cada día más, y cómo los principios y valores que regían la sociedad han venido cambiando de forma acelerada; desde un punto de vista académico, podríamos considerar que la Generación Y (los millennials), fueron la última generación que consideró la formación académica formal como un valor esencial de la sociedad; y quizá también fuimos la última generación que consideró que para conseguir ser exitoso en la vida se requería de “esfuerzo” y “dedicación”; además de tiempo y constancia.

La Generación Z o post-millennials (aún se está tratando de definir un nombre y un rango preciso de fechas), está presentando nuevos retos para la humanidad; no pretendo hacer ningún tipo de análisis psicológico o etnográfico, es más un análisis venido del sentido común de una persona corriente que percibe cómo la Generación Z nos presenta nuevas realidades sociales.

Esta generación ya no cree tanto en el estudio formal, los jóvenes están mucho más informados que los adultos, y existe una brecha de conocimiento muy grande entre la generación Z y la Y.
No hay duda que la generación Z, al nacer en medio del boom tecnológico, se encuentra mucho más inmersa en un mundo virtual, lo cual representa un gran reto para las anteriores generaciones.

Los jóvenes pertenecientes a esta generación no conocen un mundo sin Google, Yahoo o incluso Facebook; por lo tanto, están mucho más habituados a las historias de éxito de los Millennials, pero con el atenuante de que viven inmersos en un mundo acelerado y competitivo, que les impulsa a buscar formas de generar riqueza rápidamente; no pueden darse el lujo de hacer una carrera universitaria durante 5 años y luego hacer una carrera profesional que los lleve a emplearse en varias compañías durante 10 o 15 años.

Esta generación parece estar altamente influenciada por personas de su misma generación, jóvenes que han obtenido grandes sumas de dinero por publicar videos en sus redes sociales o hacer inversiones milagrosas en mercados financieros no tradicionales.

La generación Z vive buscando el sueño de poder obtener mucho dinero trabajando desde la playa o desde un hotel 5 estrellas…..

Piensan en “ideas de negocio” que puedan convertir $100 en $1.000.000 en menos de un año…

Pero además de esto, anhelan obtener estos resultados sin hacer ningún esfuerzo.

En mi opinión personal, considero que una de las grandes carencias de esta nueva generación, es la poca capacidad de trascender, esta capacidad que le permite al ser humano buscar un éxito mucho mayor que el netamente económico; lo importante es que esta generación está mucho más informada y es potencialmente mucho más inteligente que la generación Y, sin embargo, estamos en una especie de transición, en la que el hombre tiene un potencial mayor y al mismo tiempo es más incapaz de sacar un buen fruto de ello.

Al mismo tiempo, esta generación también cuenta con una minoría de personas que podrían cambiar el rumbo de la humanidad; un puñado de jóvenes que han heredado dicho sentido de trascendencia y que ahora se encuentran realizando valiosos aportes en diferentes áreas.

Es interesante hacer esta una reflexión seria, que nos permita a comprender el cambio que se está viviendo en la humanidad, y que podamos identificar y explorar las innumerables oportunidades que estos cambios traen; si bien es cierto que hay parte de la sociedad que se encuentra en una especie de crisis existencial, también es interesante ver cómo se abren las puertas para una humanidad mejor, es por esto que decidí escribir este artículo, para presentar una visión personal, y muy general, que nos invite a abrir nuestra mente e identificar la oportunidad única que tenemos de vivir estos momentos de la historia.